Ir al contenido principal

MONÓLOGO: LAS OLAS DE CALOR

Hasta hace diez o quince veranos las olas se cogían en la playa, actualmente, y patrocinado por el cambio climático, las olas son de calor… y mucho, mucho calor. Me río yo de esa barrera psicológica de los cuarenta grados, eso ahora lo alcanzamos un día normal de verano. Toda ola de calor que se precie, o sobrepasa fácilmente esa temperatura, o se queda en un agradable día de verano. Porque de unos años atrás hasta ahora, las olas de calor han evolucionado a tsunami, y de los gordos, de los que acabas pidiendo un poco de aire por la ventana por no morir asfixiado si no tienes aire acondicionado, ya que sobrevivir sin él a los veranos se está convirtiendo en una misión imposible.

Son tales las olas de calor que ni a remojo te refrescas, es más probable salir de la piscina cocida a fuego lento, que refrescada para toda la tarde. Y lo de tomar el sol, se han acortado los tiempos, algo bueno tenían que tener las olas de calor, con diez minutos te garantiza un bronceado tostado para todo el verano, porque como te pases de eso, empiezas a coger un tono más cercano a pollo quemado que a moreno tostado.

Lo curioso de estas olas de calor es que ya no empiezan en verano, ahora no se esperan y  a mediados de Mayo ya nos tienen pidiendo auxilio… y aire acondicionado, como si no hubiera un mañana. Y así durará al menos hasta Noviembre, mediados de Octubre con suerte, vamos, hasta que tengamos suerte y pillemos la primera ola de frío, porque, meteorológicamente, vamos dando esos bandazos. Si el clima que nos rodea nos afecta a nuestra estabilidad emocional y psicológica, así estamos, no tengo nada más que decir.

Como todas bien sabemos, con la primera ola de calor comienza la temporada de ir en bragas por la casa, ya ni si quiera con un vestidito o pantalones cortos, todo lo que sea ropa te proporciona una sensación de agobiante calor que no hay quien lo soporte, así que intentas estar lo más fresca posible dadas las adversas circunstancias climatológicas. Ni qué decir tiene lo que se nos amplía la temporada de playa, de Mayo a Noviembre, y así comienzan antes los éxodos de fin de semana masivos desde Madrid buscando playa, agua y frescor marino.

Otra cosa muy común de las olas de calor es, al principio, la falta de piscinas, es decir, como bien he dicho antes, las olas de calor, cada vez empiezan antes, si empiezan en Mayo, y la piscina no lo abren hasta Junio, tenemos un problema de logística o de falta de adaptabilidad, de lo que queráis, pero algo no cuadra, habría que pensarse seriamente lo de adaptarnos a los cambios, por mucho que eso nos joda.

Algunos dicen que todo esto es normal, que no hay calentamiento climático, que lo típico del verano es que haga calor. Sí, pero que el verano empiece el quince de Mayo, muy típico, muy típico no es, que el refrán: hasta el cuarenta de Mayo no te quites el sayo”, hayamos tenido que cambiarlo por la versión 2.0: Hasta el cuarenta de Abril no te quites el sayo, muy típico tampoco es, que la época estival sea una sucesión de olas de calor, en las cuales lo raro es que un día bajemos de cuarenta grados, y no que un día lleguemos a los cuarenta grados, muy típico tampoco es, no sé si cuando Albacete tenga playa, lo mismo ya entonces se convencen que muy típico, muy típico, no es.

Aunque todo esto tiene sus ventajas, no necesitas sauna, la temperatura ambiente ya lo propicia, coges un bonito bronceado en la mitad de tiempo, de vitamina D vamos sobrados, el calor te anima al consumo de los dos litros diarios de agua, puedes lucir “morenito” más tiempo, la temporada de playa anual se amplia, etc…Todo en su justa medida es más sano, que viviendo en el hemisferio norte, un verano en plano Enero no creo que sea la mejor de nuestras opciones de supervivencia.

Os presentamos  nuestros libros para entender la vida con humor, "Ironías de la vida" http://www.puntorojolibros.com/todas/Ironias-de-la-vida.htm y "Un Tropiezo Existencial" http://www.puntorojolibros.com/Un-tropiezo-existencial.htm .  
Y también nos podéis encontrar en Amazon.



Entradas populares de este blog

MONÓLOGO: LOS GRUPOS DE WHATSAPP

LOS GRUPOS DE WHATSAPP
Todos los que tenemos WhatsApp estamos hasta las narices de una de sus cosas.... Los dichosos grupos de WhatsApp,  esos que se crean por la mayor tontería y se quedan de forma permanente en tu WhatsApp.  Que hacen que tengas cincuenta mil mensajes, a cual más innecesario, y que tienen constantemente a tu teléfono sonando como una ambulancia, sea la hora que sea.  Y cuando los silencias, resulta que cuando miras te encuentras aproximadamente unos quinientos mensajes sin leer, que no leerás,  solo harás como que los has leído con el fin de que no te aparezca ese simbolito de WhatsApp en la pantalla inicial, que tan nerviosa te pone, de "tienes mensajes pendientes".
Vamos a ver, entre los dos millones de redes sociales que tenemos y los tropecientos grupos de WhatsApp... ¿De verdad tenemos tanto que decir o ya es vicio? Es increíble ver como tu primo Manolo es capaz de publicar en Facebook,  Twitter e Instagram a la vez que mantiene veinte conversaciones en…

MONÓLOGO: LA MODA DEL SELFIE

LA MODA DEL SELFIE
Se ha puesto muy de moda hacerse uno una fotografía así mismo en cualquier circunstancia que se precie, moda con la que me siento muy identificada porque de esa manera no tienes que molestar a nadie, ni para que se ponga contigo en la foto, ni para que te haga la foto, es la autosuficiencia fotográfica. Consiste básicamente en utilizar el móvil o la cámara fotográfica para auto-fotografiarte y enseñar al mundo lo que en ese momento estás haciendo, puedes hacerlo tú solo o en grupo, enfrente de un espejo o usando el móvil o la cámara para intentar cuadrar la foto sin mirar, eso ya va en el gusto y la pericia del consumidor, pero lo más importante del “selfie” es que se vea que es una auto-foto, es decir, que no la hizo un tercero que no aparezca en dicha fotografía.
Algo indispensable que ha sido factor necesario para que esta moda del “selfie” se haya podido crear, es que nos encontramos en la era digital, porque como todos sabemos para hacer un “selfie” de esos que q…

MONÓLOGO: LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS

LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS
Muy mal se le tiene que dar a un español para que durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre, no acabe, aunque sea por casualidad, en las ferias y fiestas de verano de un pueblo…Bueno, yo más bien diría que en esas fechas quien no tenga unas fiestas de pueblo a las que ir puede considerarse un marginado social, porque como en los pueblos son así, no te preocupes si no tienes pueblo al que ir de fiestas, basta que conozcas a alguien que tenga un pueblo con fiestas, es decir, todos los pueblos de España, que gracias a su hospitalidad, la invitación está asegurada. Y es que en esas fechas no hay pueblo que se precie que no duplique o triplique su población, gracias al sonido de la feria y sus “caballitos”, a las reuniones de las peñas, a las “vaquillas” y encierros, los encuentros con familiares y amigos, y porque no decirlo, las fiestas prolongadas hasta el desayuno del día siguiente, bebidas alcohólicas hasta para desayunar, y cinco días de fiest…