Ir al contenido principal

MONÓLOGO: DEL "TICKET RESTAURANT" A LA CULTURA DEL "TUPPERWARE"


DEL “TIKET RESTAURANT” A LA CULTURA DEL” TUPPERWARE”

Por si alguien no lo sabía…Porque no lo han dicho en ningún sitio….En España estamos en crisis…Disculpadme que os dé la mala noticia...Ahora fuera de bromas, creo que la sobreutilización de esta palabra nos está haciendo quedarnos más estancados aún, para tirar para adelante nunca fue bueno regocijarse en la pena…Una de las consecuencias de esta famosa crisis, ha sido la reducción de salarios, la reducción de horarios laborales, o de ambos a la vez, a los pocos afortunados que conservan sus puestos de trabajo y esto nos ha hecho crear a la hora de la comida en la oficina, donde antes disfrutábamos de aquellos “Ticket Restaurant”, una especie de “Cultura del Tupperware”.

Antes de hablar de la “Cultura del Tupperware” he de explicar que un “Tupperware” no es otra cosa que una “merendera” de las de toda la vida pero con un pelín más de glamour en el nombre. Bien, dicho esto, la “Cultura del Tupperware” es ese cambio forzado de costumbres, donde antes alardeábamos de comer todos los días fuera de casa, en no sé cuantos restaurantes, con no sé cuanta reputación, gracias a nuestros “Ticket Restaurant”…Ahora disfrutamos de la agradable comida casera portada en un “tupperware” y recalentada en el microondas del comedor de la empresa, o si hace buen día, al aire libre en un parque al estilo de nuestros mejores años universitarios, porque hemos tenido que ajustar el presupuesto. Donde antes en una empresa el pobre que comía de “tupperware” era el último “mindundi” y todos le miraban mal, hoy felicitamos al que tiene que prepararse el “tupperware” la tarde de antes porque eso significa que al día siguiente irá a trabajar. Antes los ejecutivos iban en su coche, con su traje, su corbata y poco más, ahora los ves en el metro, con su traje, su corbata y esa especie de nevera porta “tupper” para comer en la oficina que el “Ticket Restaurant” pasó a mejor vida.

Toda esta “Cultura del Tupperware” ha desarrollado incluso, por decirlo de alguna manera, una rama especializada en la cocina, comida para llevar en “tupperware”, y ha hecho agilizar la imaginación de tal forma que hasta se han creado recetas especificas para poder tomar en el trabajo sin problemas. En este caso la crisis ha servido para agilizar ideas y en los “tupper” puedes ver desde unas “lentejas de madre”, hasta una tortilla de setas con aroma de trufas….Todo vale con tal de evocar aquel tiempo pasado cuando se comía en restaurantes. Hasta se ha llegado a ver gente que compite por ver quien lleva cada día el mejor “tupper”…Y esto está totalmente basado en hechos reales…Tan reales que hasta alguno se ha comprado “Recetarios de cocina moderna para llevar a la oficina” con tal de ser el mejor con el “tupper” y así no solamente alimentar su estómago, sino también un poquito su ego degrado por no poder ya alardear de los restaurantes que visita.

Otra de las cosas que ha hecho esta “Cultura del Tupperware” es que ha obligado a mucha gente a organizarse desde el fin de semana las comidas de la semana entera, de tal forma que son muchos los que se pasan la tarde del domingo cocinando para tener los “tupper” listos para el resto de la semana, porque lo de ponerte a cocinar una tarde después de llegar del trabajo todos sabemos que no funciona y te acabas llevando al día siguiente de comida, o una ensalada, o lo primero que pilles en la nevera…Aunque esté crudo, se mete al microondas y ya veremos que sale…Cocina moderna…Cocina moderna de esa que si la viera tu madre se llevaría las manos a la cabeza.

Algo que también  hace mucha gente es que cuando cocina hace comida de más para apartar un “tupper” y luego llevárselo a trabajar, de esta forma hace su pequeña despensita de “tupper” congelados en el frigorífico, esto está muy bien y es muy práctico, pero como todo tiene un inconveniente: Necesitas un congelador grande…Y eso dado las medidas de los pisos de Madrid podemos decir sin llegar a equivocarnos que a quien le coja un congelador grande en casa es un afortunado.

Lo bueno o malo que tiene el “tupper”, según por donde se mire, es que deja poco a la imaginación, tu antes salías de casa y no sabías que ibas a comer, de este modo sabes el menú del viernes desde el domingo que lo preparas. Existen algunos casos en los que puedes no saber que hay en el “tupper”, si el “tupper” es opaco y no te lo han indicado, ¿Por qué? …Porque te has traído el “tupper” de casa de tu madre. Si hay que ser totalmente sinceros quien más está sufriendo esta moda de los “tupperware” son las madres. Que levante la mano él que no ha ido a casa de su madre a comer un domingo y se ha venido cargado con “tupper” para toda la semana…Y parte de la siguiente. Sobre todo si la madre vive en un pueblo, que ya conocemos a las madres de pueblo, cuando se ponen a preparar cosas para que te lleves no tienen límite. Si son dos personas, preparan comida como para veinte y si la semana tiene cinco días laborables, preparan “tupper” como para quince, por aquello de no vaya a ser que falte… Lo mismo no sabes lo que hay dentro de los “tupper”, pero “tupper” te vas a llevar para aburrir…A veces, menos mal que las madres tienen esta concepción de los ”tupper”…O es que conocen demasiado bien a sus hijos, porque más de uno cuando se les acaban los “tupper” de su madre come de mala manera, ya que lo de cocinar, o no gusta, o no hay ganas, y total como el domingo volvemos a comer a casa de nuestra madre, intentamos sobrevivir unos días como sea.

Veníamos demasiado mal acostumbrados con aquel “Ticket Restaurant”, que él sólo decirlo suena a dinosaurio prehistórico que evoca esas glorias basadas en que cualquier tiempo pasado fue mejor, de tal forma que hoy, los “Ticket Restaurant” son tan difíciles de ver como los billetes de quinientos euros, que todo el mundo dice que existen pero nadie los ha visto…Debe ser que tanto los “Ticket Restaurant” como los billetes de quinientos euros nos los ha escondido bajo siete llaves nuestra amiga inseparable “La Crisis”.

P.D.: Ir mucho a casa de vuestra madre, y hacer acopio de “tupper”, que la crisis va para largo, y al igual que le ocurrió a los dinosaurios, es probable que de los “Ticket Restaurant”  no se vuelva a saber nada hasta la próxima glaciación.

P.D.: Si te gusta la lectura puedes leernos también en: http://www.puntorojolibros.com/todas/Ironias-de-la-vida.htm

Entradas populares de este blog

MONÓLOGO: LOS GRUPOS DE WHATSAPP

LOS GRUPOS DE WHATSAPP
Todos los que tenemos WhatsApp estamos hasta las narices de una de sus cosas.... Los dichosos grupos de WhatsApp,  esos que se crean por la mayor tontería y se quedan de forma permanente en tu WhatsApp.  Que hacen que tengas cincuenta mil mensajes, a cual más innecesario, y que tienen constantemente a tu teléfono sonando como una ambulancia, sea la hora que sea.  Y cuando los silencias, resulta que cuando miras te encuentras aproximadamente unos quinientos mensajes sin leer, que no leerás,  solo harás como que los has leído con el fin de que no te aparezca ese simbolito de WhatsApp en la pantalla inicial, que tan nerviosa te pone, de "tienes mensajes pendientes".
Vamos a ver, entre los dos millones de redes sociales que tenemos y los tropecientos grupos de WhatsApp... ¿De verdad tenemos tanto que decir o ya es vicio? Es increíble ver como tu primo Manolo es capaz de publicar en Facebook,  Twitter e Instagram a la vez que mantiene veinte conversaciones en…

MONÓLOGO: LA MODA DEL SELFIE

LA MODA DEL SELFIE
Se ha puesto muy de moda hacerse uno una fotografía así mismo en cualquier circunstancia que se precie, moda con la que me siento muy identificada porque de esa manera no tienes que molestar a nadie, ni para que se ponga contigo en la foto, ni para que te haga la foto, es la autosuficiencia fotográfica. Consiste básicamente en utilizar el móvil o la cámara fotográfica para auto-fotografiarte y enseñar al mundo lo que en ese momento estás haciendo, puedes hacerlo tú solo o en grupo, enfrente de un espejo o usando el móvil o la cámara para intentar cuadrar la foto sin mirar, eso ya va en el gusto y la pericia del consumidor, pero lo más importante del “selfie” es que se vea que es una auto-foto, es decir, que no la hizo un tercero que no aparezca en dicha fotografía.
Algo indispensable que ha sido factor necesario para que esta moda del “selfie” se haya podido crear, es que nos encontramos en la era digital, porque como todos sabemos para hacer un “selfie” de esos que q…

MONÓLOGO: LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS

LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS
Muy mal se le tiene que dar a un español para que durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre, no acabe, aunque sea por casualidad, en las ferias y fiestas de verano de un pueblo…Bueno, yo más bien diría que en esas fechas quien no tenga unas fiestas de pueblo a las que ir puede considerarse un marginado social, porque como en los pueblos son así, no te preocupes si no tienes pueblo al que ir de fiestas, basta que conozcas a alguien que tenga un pueblo con fiestas, es decir, todos los pueblos de España, que gracias a su hospitalidad, la invitación está asegurada. Y es que en esas fechas no hay pueblo que se precie que no duplique o triplique su población, gracias al sonido de la feria y sus “caballitos”, a las reuniones de las peñas, a las “vaquillas” y encierros, los encuentros con familiares y amigos, y porque no decirlo, las fiestas prolongadas hasta el desayuno del día siguiente, bebidas alcohólicas hasta para desayunar, y cinco días de fiest…