Ir al contenido principal

MONÓLOGO: PRIMARK


PRIMARK

¿Conocéis esa tienda de ropa relativamente nueva que se llama Primark?...El paraíso de toda mujer, ropa más o menos bonita (esto depende del gusto de cada cual), actual y principalmente a muy bajo precio. Lo que vienen siendo un mercadillo de toda la vida pero ordenado,…Bueno ordenado a primera hora que es cuando está todo muy colocadito en montones y secciones y demás, pero debido a la cantidad de gente que ha descubierto esta cadena de tiendas de ropa, como vayas dos horas después de la apertura es muy probable que te encuentres los calzoncillos en el perchero, o directamente, en el montón de los vestidos de fiesta.

Con esto no estoy tratando de criticar a dicha firma ni mucho menos, ha llegado a ser tan imprescindible… ¡Qué haríamos sin ella!...Es simplemente por describir la situación de cualquier tienda debido a la afluencia masiva de público, que ves a las dependientas cobrando y doblando camisetas a la velocidad del rayo…Si existe el Record Guinness de doblar camisetas, porque debe existir,  hay Record Guinness para todo, seguro lo tiene una empleada de Primark.

No me extraña la afluencia de gente porque te ahorra tiempo y dinero. Dinero por lo económico, aunque con la calidad mejor hacemos la vista gorda y tiempo porque entras por la puerta de la tienda y si tienes algo de tiempo sales tu vestida de los pies a la cabeza, complementos inclusive, el novio que te lleves, los niños y si estás inspirada hasta te llevas la decoración del salón y del dormitorio, ¡Ah! Que se me olvidaba, y una maleta para el próximo viaje. Es una mezcla entre el mercadillo de pueblo de toda la vida, por los montones que tiene, que como vayas a última hora del día o un fin de semana solo falta que esté allí la señora boceando: “Que me lo quitan de las manos”, y unos “Chinos” por la variedad de artículos que hay y cada vez va a más…Sinceramente, creo que actualmente es el único comercio que puede hacer frente y llegar a hundir a las tiendas de “Chinos” de “Todo a cien”…Perdón “Todo a Euro”…

Es una de esas tiendas en las que las tías nos volvemos locas, al mismo tiempo que el 90% de los tíos se aburren hasta extremos insospechados. Las tías entramos ahí y somos felices, no hay perchero que se quede sin repasar, montón que se quede sin escudriñar, bolso que se quede sin mirar, zapatos que se queden sin probar y para terminar, un repaso a fondo a todo lo que hay para ropa de hogar…Por si acaso nos hace falta la vigésimo primera mantita para el sofá. Lo que se dice la tarde perfecta para cualquier hombre, los ves a los pobres arrastrando las bolsas de la compra por toda la tienda como un alma en pena, que no sale de un bostezo cuando se ha metido en el otro, mientras se pregunta qué ha hecho él para merecer eso y recuerda la fantástica tarde que podía estar pasando viendo el futbol con una cerveza.

Yo ya he llegado a la conclusión que cuando mis amigas vienen a visitarme a casa diciéndome: Te vamos a ver y ya damos una vuelta por el centro comercial y pasamos la tarde…. ¡Yaaaa!….Más que a visitarme creo que a lo que vienen es a Primark, porque su supuesta visita y  la magnífica tarde en el centro comercial se reduce a eso, a Primark…Me estoy empezando a pensar muy seriamente el exigirle una comisión por los clientes y compras que le estoy proporcionando…Ahí lo dejo….

Una de las cosas que más gracia me hacen es la cola que se monta cuando hay que pagar en un día de esos “fuertes”, es decir, un día de puente, un sábado por la mañana, etc.…Un día de esos que cómo no sabemos qué hacer colapsamos los centros comerciales, en ocasiones he visto a la fila de gente para pagar dando varias vueltas por la tienda y casi saliéndose fuera de ella, al tiempo que los guardas de seguridad de la entrada intentan que esto no pase. Y creedme que esto último no es ironía, está totalmente basado en hechos reales. Al mismo tiempo que esto ocurre, ves a veinte personas en las cajas exhaustas de estar varias horas seguidas cobrando a la velocidad del rayo y ver como hay una cola de gente esperando, que lejos de disminuir va en aumento…Vamos que nos las veo yo con ganas de irse de compras a Primark después de esa experiencia tan gratificante.

A pesar de esos “pequeños” inconvenientes sin importancia y aunque alguna diga lo contrario, Primark es la tienda que muchas estábamos esperando hace tiempo, una tienda llena de trapitos monos, actuales y baratos, que incluye todo lo que le puede gustar a una mujer y todo lo que le puede gustar a una mujer para vestir a un hombre, a los niños, a la casa, etc.…Y últimamente hasta maquillaje y cosmética. Perdonadme pero esa tienda la tuvo que inventar una mujer aficionada a los mercadillos de pueblo y a los “chinos” de barrio que supo dar un toque de “glamour” adicional a ese concepto de tienda para que tuviera cabida en un centro comercial, y también, porque no decirlo, para que a esa gran mayoría de gente que se avergüenza al decir que ha comprado algo en “chinos” y mercadillos, puedan vestir sus sueños con algo más de grandeza y de esa forma poder decir orgullosas: Lo compré en Primark. Porque vestir el lujo con “glamour” es fácil… Aunque de vez en cuando veas por ahí a cada una que hace daño a la vista y van de Christian Dior… Pero lo realmente jodido es vestir con algo de glamour  todo aquello que roza la normalidad que supone nuestra barata y cómoda ropa del día a día.

P.D.: Si te gusta la lectura puedes leernos también en: http://www.puntorojolibros.com/todas/Ironias-de-la-vida.htm

Entradas populares de este blog

MONÓLOGO: LOS GRUPOS DE WHATSAPP

LOS GRUPOS DE WHATSAPP
Todos los que tenemos WhatsApp estamos hasta las narices de una de sus cosas.... Los dichosos grupos de WhatsApp,  esos que se crean por la mayor tontería y se quedan de forma permanente en tu WhatsApp.  Que hacen que tengas cincuenta mil mensajes, a cual más innecesario, y que tienen constantemente a tu teléfono sonando como una ambulancia, sea la hora que sea.  Y cuando los silencias, resulta que cuando miras te encuentras aproximadamente unos quinientos mensajes sin leer, que no leerás,  solo harás como que los has leído con el fin de que no te aparezca ese simbolito de WhatsApp en la pantalla inicial, que tan nerviosa te pone, de "tienes mensajes pendientes".
Vamos a ver, entre los dos millones de redes sociales que tenemos y los tropecientos grupos de WhatsApp... ¿De verdad tenemos tanto que decir o ya es vicio? Es increíble ver como tu primo Manolo es capaz de publicar en Facebook,  Twitter e Instagram a la vez que mantiene veinte conversaciones en…

MONÓLOGO: LA MODA DEL SELFIE

LA MODA DEL SELFIE
Se ha puesto muy de moda hacerse uno una fotografía así mismo en cualquier circunstancia que se precie, moda con la que me siento muy identificada porque de esa manera no tienes que molestar a nadie, ni para que se ponga contigo en la foto, ni para que te haga la foto, es la autosuficiencia fotográfica. Consiste básicamente en utilizar el móvil o la cámara fotográfica para auto-fotografiarte y enseñar al mundo lo que en ese momento estás haciendo, puedes hacerlo tú solo o en grupo, enfrente de un espejo o usando el móvil o la cámara para intentar cuadrar la foto sin mirar, eso ya va en el gusto y la pericia del consumidor, pero lo más importante del “selfie” es que se vea que es una auto-foto, es decir, que no la hizo un tercero que no aparezca en dicha fotografía.
Algo indispensable que ha sido factor necesario para que esta moda del “selfie” se haya podido crear, es que nos encontramos en la era digital, porque como todos sabemos para hacer un “selfie” de esos que q…

MONÓLOGO: LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS

LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS
Muy mal se le tiene que dar a un español para que durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre, no acabe, aunque sea por casualidad, en las ferias y fiestas de verano de un pueblo…Bueno, yo más bien diría que en esas fechas quien no tenga unas fiestas de pueblo a las que ir puede considerarse un marginado social, porque como en los pueblos son así, no te preocupes si no tienes pueblo al que ir de fiestas, basta que conozcas a alguien que tenga un pueblo con fiestas, es decir, todos los pueblos de España, que gracias a su hospitalidad, la invitación está asegurada. Y es que en esas fechas no hay pueblo que se precie que no duplique o triplique su población, gracias al sonido de la feria y sus “caballitos”, a las reuniones de las peñas, a las “vaquillas” y encierros, los encuentros con familiares y amigos, y porque no decirlo, las fiestas prolongadas hasta el desayuno del día siguiente, bebidas alcohólicas hasta para desayunar, y cinco días de fiest…