Ir al contenido principal

MONÓLOGO: MILEURISTA VS EMPRESARIOS


MILEURISTA vs EMPRESARIOS                                                 

El “mileurista” según dicen es aquel que tienen un sueldo neto mensual de unos mil euros, es decir, es aquel que antes cuando no había crisis, que aunque parezca raro esos tiempos existieron, era un “pringao” por tener ese sueldo, o acababa de terminar sus estudios y tenía que conformarse con eso para empezar mientras que todos los que no habían estudiado se reían de él porque su sueldo era mayor sin tener ningún tipo de formación, o tenía un trabajo de los considerados “de mierda” y por alguna razón no le quedaba más remedio que aguantarse con ese sueldo, vamos lo que viene siendo un fracasado. Pero hoy en día un “mileurista” es todo un triunfador, que ha conseguido llegar a tener un sueldo de mil euros y se le considera tan afortunado como si le hubiese tocado la lotería….Pues señores ni tanto ni tan calvo….El problema es que en la época de bonanza donde tener un sueldo de menos de mil quinientos euros era vergonzoso y para eso preferíamos no trabajar, escupimos para arriba….Y nos cayó en toda la frente.

Antes decías que eras “mileurista” con la vergüenza que proporciona el sentir que el resto de la sociedad te consideraba un fracaso, nunca faltaba quien te decía: ¿Cómo aguantas eso?, cámbiate de trabajo, te están explotando, y un largo etcétera de improperios que te hacían sentir como el  último eslabón de la sociedad. No me voy a meter en si en aquel momento tenían o no razón, que probablemente la tuvieran, ni entonces, ni ahora mil euros dan para vivir como un rey, más bien dan para sobrevivir que no es poco. Lo que me parece más gracioso de todo esto, es que aquel que arrogante te decía que tú por ganar mil euros eras una “mierda” al lado suyo, hoy es capaz de llegar a decirte: Tú no te puedes quejar que tienes un sueldo y un trabajo, que mil euros hoy en día no se ganan así como así. Y en ese preciso momento a ti se te revuelve el estomago de tal forma que de lo único que te quedan ganas es de mandarle justamente a donde pensaba él que estaba tu sueldo antes…¡¡¡A la mierda!!!

Con esto no pretendo criticar a aquel que aprovechando la coyuntura económica obtuvo unos beneficios importantes por su trabajo, estoy criticando a aquel que no supo tener la boca calladita y se dedico a fanfarronear de su supuesto éxito, haciéndolo engordar a base de querer recordar al resto de los mortales que a su lado no son nadie, ya que él por sí mismo, es decir, él como persona, sin sueldo, vale tan poco que necesita tirar por tierra a todos los que están a su alrededor para poder hacerse destacar un poquito. Hablo de ese tipo de personajes…Que todos conocemos alguno así.

Todos sabemos que mil euros dan para lo quedan hoy en día y hace ocho años también, pero es tal la forma en que ha cambiado la situación que lo que antes era malo ahora es lo mejor que te puede pasar. Quizás de todo esto lo que debamos aprender es a tener moderación en los buenos tiempos para que en los malos tragarnos el orgullo no sea tan jodido.

Tampoco estoy pretendiendo decir que debemos ser conformistas y no aspirar a más que a esos famosos mil euros, creo que hay que superarse siempre que se pueda, pero siempre sabiendo que tú como personas eres superior que el trabajo que tienes o el sueldo que ganas.

Otra de las razones por las que creo que tampoco debemos de confórmanos con esta situación, es porque esto es España señores y hay mucho empresario, que no todos, todo sea dicho…Muy hijo de puta… ¡Vaya por Dios! Ya se me ha escapado….Que aprovechando este momento de crisis económica ha decidido bajar los sueldos porque obtiene unos beneficios un poco menores que antes, vamos que si antes obtenía diez millones de euros de beneficio anual, por poner un ejemplo, ahora se le ha quedado en seis y no está conforme. Lo que a este señor se le olvida es que cuando estaba obteniendo esas millonadas de beneficio, con prácticas en ocasiones, digamos que algo dudosas, no subió el sueldo en la misma proporción que sus beneficios aumentaron, pero está aprovechando que existe una tasa de paro brutal para bajar los sueldos bajo la amenaza de que si no aceptas dan un patada y aparecen cincuenta. Son esa gente de falsa moral que en los buenos tiempos económicos se enriqueció de muchas maneras y algunas tan licitas que les hacen estar todos los días paseándose de juzgado en juzgado, o teniendo que pagar multas de hacienda de varios millones de euros, o teniendo que acogerse a la famosa “amnistía fiscal” para blanquear todo el dinero oscuro que guardaban lejos de aquí…Por allí por Suiza o las Islas Caimán, y cuando las cosas van mal, no es por culpa de la gestión que ellos han hecho sino por la incompetencia de esos empleados que hay que bajarles el sueldo un 30%,  la misma semana que se dedican a repartirse los seis millones de euros que han obtenido de beneficios, que “lamentablemente” han sido algún millón menos que el año anterior.

Toda esta situación de “patetismo existencial” la crean las propias personas por su ambición desmedida. Un refrán muy castellano dice algo así como: no es muy rico el que mucho tiene si no el que menos necesita y curiosamente las personas que menos necesitan son las más felices.  El problema a este refrán radica cuando alguien se conforma con lo que tiene y no necesita más, pero llega un momento, en el cual todo eso que ese alguien no necesita se lo está beneficiando a costa de su  trabajo una persona que luego se dedica a hacerle de menos por ser lo que es, ese es el momento en el que se  revuelve el alma y se empieza a reclamar no solo lo que corresponde a cada uno sino más aún para ser igual que el otro, pero no porque ese alguien lo necesite, sino porque no está dispuesto a consentir que nadie se ría de su esfuerzo y espera cobrar con creces las risas hasta ahora producidas. Disculpadme si hoy el tono irónico se me ha vuelto un poco serio pero todos sabemos que hay situaciones que ni con ironía se hacen más llevaderas.

P.D.: Si te gusta la lectura puedes leernos también en: http://www.puntorojolibros.com/todas/Ironias-de-la-vida.htm

Entradas populares de este blog

MONÓLOGO: LOS GRUPOS DE WHATSAPP

LOS GRUPOS DE WHATSAPP
Todos los que tenemos WhatsApp estamos hasta las narices de una de sus cosas.... Los dichosos grupos de WhatsApp,  esos que se crean por la mayor tontería y se quedan de forma permanente en tu WhatsApp.  Que hacen que tengas cincuenta mil mensajes, a cual más innecesario, y que tienen constantemente a tu teléfono sonando como una ambulancia, sea la hora que sea.  Y cuando los silencias, resulta que cuando miras te encuentras aproximadamente unos quinientos mensajes sin leer, que no leerás,  solo harás como que los has leído con el fin de que no te aparezca ese simbolito de WhatsApp en la pantalla inicial, que tan nerviosa te pone, de "tienes mensajes pendientes".
Vamos a ver, entre los dos millones de redes sociales que tenemos y los tropecientos grupos de WhatsApp... ¿De verdad tenemos tanto que decir o ya es vicio? Es increíble ver como tu primo Manolo es capaz de publicar en Facebook,  Twitter e Instagram a la vez que mantiene veinte conversaciones en…

MONÓLOGO: LA MODA DEL SELFIE

LA MODA DEL SELFIE
Se ha puesto muy de moda hacerse uno una fotografía así mismo en cualquier circunstancia que se precie, moda con la que me siento muy identificada porque de esa manera no tienes que molestar a nadie, ni para que se ponga contigo en la foto, ni para que te haga la foto, es la autosuficiencia fotográfica. Consiste básicamente en utilizar el móvil o la cámara fotográfica para auto-fotografiarte y enseñar al mundo lo que en ese momento estás haciendo, puedes hacerlo tú solo o en grupo, enfrente de un espejo o usando el móvil o la cámara para intentar cuadrar la foto sin mirar, eso ya va en el gusto y la pericia del consumidor, pero lo más importante del “selfie” es que se vea que es una auto-foto, es decir, que no la hizo un tercero que no aparezca en dicha fotografía.
Algo indispensable que ha sido factor necesario para que esta moda del “selfie” se haya podido crear, es que nos encontramos en la era digital, porque como todos sabemos para hacer un “selfie” de esos que q…

MONÓLOGO: LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS

LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS
Muy mal se le tiene que dar a un español para que durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre, no acabe, aunque sea por casualidad, en las ferias y fiestas de verano de un pueblo…Bueno, yo más bien diría que en esas fechas quien no tenga unas fiestas de pueblo a las que ir puede considerarse un marginado social, porque como en los pueblos son así, no te preocupes si no tienes pueblo al que ir de fiestas, basta que conozcas a alguien que tenga un pueblo con fiestas, es decir, todos los pueblos de España, que gracias a su hospitalidad, la invitación está asegurada. Y es que en esas fechas no hay pueblo que se precie que no duplique o triplique su población, gracias al sonido de la feria y sus “caballitos”, a las reuniones de las peñas, a las “vaquillas” y encierros, los encuentros con familiares y amigos, y porque no decirlo, las fiestas prolongadas hasta el desayuno del día siguiente, bebidas alcohólicas hasta para desayunar, y cinco días de fiest…