Ir al contenido principal

MONÓLOGO: EL INICIO DE LAS REBAJAS


EL INICIO DE LAS REBAJAS.

Hoy, 7 de Enero es cuando suelen comenzar oficialmente las rebajas. A partir de  hoy se aprecia un fenómeno que solo ocurre en estas fechas y en el inicio de las rebajas de verano, consistente en ver en los centros comerciales a señoras que les costaba mucho, pero que mucho andar, corriendo como atletas de élite profesionales con el fin de encontrar esa prenda de ropa que probablemente ni les hace falta, ni la van a utilizar…Por lo menos este año, como si les fuera la vida en ello, al punto que si fuese necesario y hubiese otra señora interesada en el mismo artículo se resuelve con una pelea de tirones de pelo, quien más pueda que más dé, y la ganadora se queda con el artículo en cuestión rebajado un 50%...En fin…Lo que hacen algunas por presumir delante de las vecinas de lo bonito que es lo que han comprado y lo poco que les ha costado.

Normalmente en estas fechas, no hay  canal de televisión que no dé unos “tips” , o también conocidos toda la vida de Dios como consejos…Que ahora somos muy modernos con los sustantivos…Sobre cómo ir a las rebajas y sobrevivir, financieramente hablando, al intento. Bien, pues como todo buen consejo… ¡No vale para nada!...Porque te irás a las rebajas con el fin de pasar la tarde en el centro comercial y echar un ojo a ver que hay y acabaras como “Pretty Woman”, con doscientas bolsas llenas de un montón de prendas de las cuales solo el 75% te las pondrás alguna vez, y eso siendo optimista, y con la tarjeta de crédito temblando solo con que la mires en la cartera, implorándote que os vayáis ya a casa porque sino la famosa cuesta de Enero va a ser peor que escalar el Everest. Señoras y señoritas me van a perdonar pero eso que decimos que solo vamos a mirar a los centros comerciales es mentira y gorda, que pasar por una tienda de trapitos, o mejor aún de zapatos, o mejor aún de las dos cosas juntas y no entrar nos cuesta un dolor de cabeza y si entramos y luego miras el extracto de la tarjeta de crédito…Otro dolor de cabeza…Pero bueno si es en rebajas por lo menos el dolor de cabeza te lo llevas el 50%..¡Oye! que así como que compensa más.

Y ese es uno de los principales problemas…Las compensaciones…Porque ves un pantalón vaquero monísimo…Vamos, monísimo igual que los otros veinticinco que tienes en el armario de casa y como te cuesta la mitad o menos, lo compras… ¿Por qué? Porque compensa…Ves un vestido de fiesta espectacular…Que por cierto no sabes si tendrás este año ocasión de ponértelo y como te cuesta la mitad o menos, lo compras… ¿Por qué? Porque compensa…Encuentras unas camisetas súper bonitas iguales que las que tienes en casa dobladas en las silla que todos tenemos en el dormitorio con la ropa que nos vamos poniendo y quitando, como están a mitad de precio o menos, las compras… ¿Por qué? Porque compensa...

Esto de las compensaciones lo aprendí durante un viaje a New York, donde al encontrarnos con varias chicas más, todas coincidíamos en que necesitábamos una maleta adicional para traer de vuelta a España las cosas que habíamos comprado allí porque salían mucho más baratas  con la diferencia del tipo de cambio, y una de ellas dio en el clavo cuando dijo que había comprado cosas que no necesitaba solo porque compensaba el precio…Y en ese momento entendí que ese es el mismo mecanismo que utilizamos casi todas las mujeres para comprar miles de cosas que no necesitamos en las rebajas.

Otra cosa que suele ocurrir en las rebajas, es que las aprovechamos para devolver los regalos de reyes que no nos han gustado, el 80% de ellos si hay que ser sinceros, en especial esos regalos en los que los Reyes Magos de Oriente tuvieron el mismo gusto eligiéndolos que tu madre, tu suegra o tu cuñado. De este modo ganamos por partida doble, nos quitamos del medio ese “fantástico” regalo que no sabíamos qué hacer con él y como ahora está todo a mitad de precio nos llevamos dos cosas de las que realmente nos gustan…Aunque luego no las utilicemos mucho…En estas cosas, la crisis se ha juntado con la picaresca española y ahora devolvemos hasta los regalos que nos gustan porque así nos llevamos dos regalos por el precio de uno…El único inconveniente de esto es que los Reyes Magos terminan de dejar los regalos con unos días de retraso, pero ¡Oye! Los camellos también tienen derecho a que se les pinche una rueda.

En fin, que con esto de las rebajas y la fiebre que nos entra por comprar, alimentada por ese “subidón” de adrenalina que nos da al conseguir un articulo a un precio muy inferior al habitual y que hace que nos sintamos como todo un director financiero que ha hecho la mejor inversión de su vida, no nos damos cuenta que con lo que realmente ahorramos y lo que realmente sale mucho más barato es no comprar las cosas que realmente no necesitas y no comprar cosas y cosas que probablemente no te serán útiles, porque ya tienes otras doscientas cincuenta iguales, solo porque están rebajadas y a todos nos gusta presumir de: mira que cosa tan mona llevo y que barato me ha salido…Me lo pondré dos veces…Pero con todo el orgullo de mundo…Hay veces que lo barato sale caro…Y no ponerle freno a la pasión consumista una tarde de rebajas, puede ser que te salga caro a eso de finales del mes de Enero cuando recibas un cargo en tu cuenta bancaria con el “bonito” extracto de la tarjeta de crédito que como compensaba, te lo han compensado en la cuenta y así prolongas la cuesta de Enero hasta mediados de Marzo…¡Anda mira! ¡Cómo las rebajas!

P.D.: Si te gusta la lectura puedes leernos también en: http://www.puntorojolibros.com/todas/Ironias-de-la-vida.htm

Entradas populares de este blog

MONÓLOGO: LOS GRUPOS DE WHATSAPP

LOS GRUPOS DE WHATSAPP
Todos los que tenemos WhatsApp estamos hasta las narices de una de sus cosas.... Los dichosos grupos de WhatsApp,  esos que se crean por la mayor tontería y se quedan de forma permanente en tu WhatsApp.  Que hacen que tengas cincuenta mil mensajes, a cual más innecesario, y que tienen constantemente a tu teléfono sonando como una ambulancia, sea la hora que sea.  Y cuando los silencias, resulta que cuando miras te encuentras aproximadamente unos quinientos mensajes sin leer, que no leerás,  solo harás como que los has leído con el fin de que no te aparezca ese simbolito de WhatsApp en la pantalla inicial, que tan nerviosa te pone, de "tienes mensajes pendientes".
Vamos a ver, entre los dos millones de redes sociales que tenemos y los tropecientos grupos de WhatsApp... ¿De verdad tenemos tanto que decir o ya es vicio? Es increíble ver como tu primo Manolo es capaz de publicar en Facebook,  Twitter e Instagram a la vez que mantiene veinte conversaciones en…

MONÓLOGO: LA MODA DEL SELFIE

LA MODA DEL SELFIE
Se ha puesto muy de moda hacerse uno una fotografía así mismo en cualquier circunstancia que se precie, moda con la que me siento muy identificada porque de esa manera no tienes que molestar a nadie, ni para que se ponga contigo en la foto, ni para que te haga la foto, es la autosuficiencia fotográfica. Consiste básicamente en utilizar el móvil o la cámara fotográfica para auto-fotografiarte y enseñar al mundo lo que en ese momento estás haciendo, puedes hacerlo tú solo o en grupo, enfrente de un espejo o usando el móvil o la cámara para intentar cuadrar la foto sin mirar, eso ya va en el gusto y la pericia del consumidor, pero lo más importante del “selfie” es que se vea que es una auto-foto, es decir, que no la hizo un tercero que no aparezca en dicha fotografía.
Algo indispensable que ha sido factor necesario para que esta moda del “selfie” se haya podido crear, es que nos encontramos en la era digital, porque como todos sabemos para hacer un “selfie” de esos que q…

MONÓLOGO: LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS

LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS
Muy mal se le tiene que dar a un español para que durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre, no acabe, aunque sea por casualidad, en las ferias y fiestas de verano de un pueblo…Bueno, yo más bien diría que en esas fechas quien no tenga unas fiestas de pueblo a las que ir puede considerarse un marginado social, porque como en los pueblos son así, no te preocupes si no tienes pueblo al que ir de fiestas, basta que conozcas a alguien que tenga un pueblo con fiestas, es decir, todos los pueblos de España, que gracias a su hospitalidad, la invitación está asegurada. Y es que en esas fechas no hay pueblo que se precie que no duplique o triplique su población, gracias al sonido de la feria y sus “caballitos”, a las reuniones de las peñas, a las “vaquillas” y encierros, los encuentros con familiares y amigos, y porque no decirlo, las fiestas prolongadas hasta el desayuno del día siguiente, bebidas alcohólicas hasta para desayunar, y cinco días de fiest…