Ir al contenido principal

MONÓLOGO: LAS NAVIDADES CASI EMPIEZAN EN AGOSTO


LAS NAVIDADES CASI EMPIEZAN EN AGOSTO

Por si no os habéis dado cuenta ya casi es Navidad…Pero es que ya casi lleva siendo Navidad desde mediados de Julio. Por Dios, que cada vez ponen antes las luces y adornos navideños, así como los productos típicos de estas fiestas, que el día menos pensados van a empezar a vender los polvorones junto con los bikinis de las rebajas de verano. Yo entiendo que en Navidad, hace su Agosto más de un comercio, supermercado o gran superficie ¡¡¡Pero hombre!!! una cosa es querer hacer el Agosto y otra muy distinta es empezar en Agosto. Que no va a ser el primero ni el último supermercado que pone los turrones en Septiembre y el Roscón de Reyes…Típico del día de Reyes…6 de Enero para ser exactos…Lo tienen desde Agosto hasta Mayo…Y no lo tienen los otros dos meses que faltan del año porque en la fábrica cierran por vacaciones, que si no lo tenían.

Además, todo el encendido de las luces navideñas y puesta de árboles de Navidad y belenes por todas las calles de nuestra geografía, que lo más lógico es que fuera a principios de Diciembre, lo adelantamos a mediados de Noviembre por aquello de ver qué bonito queda y disfrutarlo por más tiempo. En este caso alguien debería de decirnos que lo bueno si breve, dos veces bueno, que cada cosa requiere su tiempo y Noviembre, por mucho que nos empeñemos…¡¡¡No es Navidad!!! Esto ocurre en las calles, porque si te vas a un centro comercial el encendido de luces navideñas comienza algo así como a mediados de Octubre a fin de hacer confundir a la gente y despertar en ellas el espíritu consumista de la Navidad. Porque no se qué carajos es lo que nos pasa pero es ver un arbolito de Navidad encendido, un Belén puesto, unos cuantas luces y todo esto amenizado con unos villancicos, y nos lanzamos como locos a comprar de todo: regalos, comida, juguetes…Es como si estuviéramos todo el tiempo intentado controlar nuestros gastos y de repente utilizamos la escusa de la Navidad para poder dar rienda suelta al sueño de ir una tarde a un centro comercial y gastar sin sentimiento de culpabilidad, ni pensando cómo vas a llegar a final de mes, utilizando como escusa, la famosa Navidad.

Siendo sinceros, la Navidad es una de las mejores estrategias de marketing que se han inventado. Más de un director de marketing habrá deseado en más de una ocasión que todo el año sea Navidad. Con eso de que en esas fechas todos estamos un poquito más sensible y tontorrones, todo aquel que quiera o tenga la necesidad de vendernos algo, le pone un gorro de Papa Noel o un espumillón luminoso y apelando a nuestro generoso espíritu navideño, nos meten doblado cuanto regalo bonito y poco práctico se cruce por el camino, que en otra época del año no compraríamos ni aunque nos lo regalaran.

Otra cosa que a veces hacemos mucho es empezar a cantar villancicos antes siquiera que se haya dejado de escuchar en la radio la canción del verano…Vamos quien invente el “Villancico-Canción del Verano”, tiene el éxito asegurado, la empezamos a cantar por Mayo, la terminamos de cantar en Febrero y los directores de Marketing dando palmas con las orejas por lo mucho que les está durando la Navidad.

Siempre decimos que la Navidad es un tiempo de amor, de paz, de reencuentros, de perdonarse, de quererse mucho, etc, etc, etc…Y digo yo, ¿el resto de los once  meses que hay que hacer? Discutir, pelearse y odiarse para arreglarlo todo en Navidad y volver a estropearlo el 7 de Enero…Bien es cierto que todos nos ponemos un poquito sensibles en esas épocas y nos da por ayudar a los demás y todas esas cosas, y eso nos lo tomamos como algo bonito…Pues, aunque solo sea por llevar la contraria, yo no creo que sea algo bonito, sino más bien algo feo. Feo porque tiene que venir “La Navidad”, como ser abstracto, a recordarnos que debemos comportarnos como personas civilizadas que se ayudan entre sí, se perdonan, se quieren, etc, etc, etc.…Porque el resto del año no somos capaces de entender a ciencia cierta esos consejos…Pues me van a perdonar, pero es triste tener que apelar al famoso “Espíritu de la Navidad” para que seamos la buena gente que deberíamos ser, porque el resto del tiempo somos incapaces.

En fin, que la Navidad, está muy bien y es muy divertido volver a ver a los viejos amigos y disfrutar de la familia, y olvidarse de los problemas y todo eso. El inconveniente es que no podemos hacer que todo el año sea el momento de olvidarnos de todo, en algún momento hay que aterrizar en el día a día. Creo que esta es una de las principales cosas por las que hacemos que las Navidades se estiren tanto. Un director de Marketing puede decidir adelantar toda la parafernalia navideña el tiempo que quiera para ver si funciona, pero si nosotros seguimos eso es porque en el fondo nos gusta la idea, y nos gusta la idea porque desde siempre nos han inculcado que la Navidad es un tiempo para disfrutar, ser felices, hacer regalos y olvidarse de las preocupaciones y por eso queremos hacer que dure todo el año, pero recordad una cosa…Lo bueno si breve…Dos veces bueno…Que no por mucho madrugar amanece más temprano.

P.D.: Si te gusta la lectura puedes leernos también en: http://www.puntorojolibros.com/todas/Ironias-de-la-vida.htm

 

Entradas populares de este blog

MONÓLOGO: LOS GRUPOS DE WHATSAPP

LOS GRUPOS DE WHATSAPP
Todos los que tenemos WhatsApp estamos hasta las narices de una de sus cosas.... Los dichosos grupos de WhatsApp,  esos que se crean por la mayor tontería y se quedan de forma permanente en tu WhatsApp.  Que hacen que tengas cincuenta mil mensajes, a cual más innecesario, y que tienen constantemente a tu teléfono sonando como una ambulancia, sea la hora que sea.  Y cuando los silencias, resulta que cuando miras te encuentras aproximadamente unos quinientos mensajes sin leer, que no leerás,  solo harás como que los has leído con el fin de que no te aparezca ese simbolito de WhatsApp en la pantalla inicial, que tan nerviosa te pone, de "tienes mensajes pendientes".
Vamos a ver, entre los dos millones de redes sociales que tenemos y los tropecientos grupos de WhatsApp... ¿De verdad tenemos tanto que decir o ya es vicio? Es increíble ver como tu primo Manolo es capaz de publicar en Facebook,  Twitter e Instagram a la vez que mantiene veinte conversaciones en…

MONÓLOGO: LA MODA DEL SELFIE

LA MODA DEL SELFIE
Se ha puesto muy de moda hacerse uno una fotografía así mismo en cualquier circunstancia que se precie, moda con la que me siento muy identificada porque de esa manera no tienes que molestar a nadie, ni para que se ponga contigo en la foto, ni para que te haga la foto, es la autosuficiencia fotográfica. Consiste básicamente en utilizar el móvil o la cámara fotográfica para auto-fotografiarte y enseñar al mundo lo que en ese momento estás haciendo, puedes hacerlo tú solo o en grupo, enfrente de un espejo o usando el móvil o la cámara para intentar cuadrar la foto sin mirar, eso ya va en el gusto y la pericia del consumidor, pero lo más importante del “selfie” es que se vea que es una auto-foto, es decir, que no la hizo un tercero que no aparezca en dicha fotografía.
Algo indispensable que ha sido factor necesario para que esta moda del “selfie” se haya podido crear, es que nos encontramos en la era digital, porque como todos sabemos para hacer un “selfie” de esos que q…

MONÓLOGO: LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS

LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS
Muy mal se le tiene que dar a un español para que durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre, no acabe, aunque sea por casualidad, en las ferias y fiestas de verano de un pueblo…Bueno, yo más bien diría que en esas fechas quien no tenga unas fiestas de pueblo a las que ir puede considerarse un marginado social, porque como en los pueblos son así, no te preocupes si no tienes pueblo al que ir de fiestas, basta que conozcas a alguien que tenga un pueblo con fiestas, es decir, todos los pueblos de España, que gracias a su hospitalidad, la invitación está asegurada. Y es que en esas fechas no hay pueblo que se precie que no duplique o triplique su población, gracias al sonido de la feria y sus “caballitos”, a las reuniones de las peñas, a las “vaquillas” y encierros, los encuentros con familiares y amigos, y porque no decirlo, las fiestas prolongadas hasta el desayuno del día siguiente, bebidas alcohólicas hasta para desayunar, y cinco días de fiest…