Ir al contenido principal

MONÓLOGO: CENAS DE NAVIDAD DE EMPRESA


CENAS DE NAVIDAD DE EMPRESA

Cenas de Navidad de empresas…Esas que tenemos todos los años, esas que antes pagaba el jefe y desde que estamos con esta famosa crisis a cada uno le toca pagar su parte. Estas cenas tienen una peculiaridad, cuando las pagaba el jefe y había que ir por obligación, nadie quería ir y ahora que cada uno se paga lo suyo, todo el mundo se apunta….Porque ahora no va el jefe….Y eso no tiene precio….Que bastante es que le estés aguantando todo el año como para encima irte un día a cenar con él….Vamos que la gente va si el jefe paga si el jefe  no paga se ve solo y la fiesta ya nos la montamos nosotros por nuestra cuenta.

Son ese tipo de cenas que empiezan formales y ceremoniosas…Hasta que se va el jefe….Y a partir de ese momento: Lo que pasa en las cenas de empresa, se queda en las cenas de empresa. Porque comienza un desmadre de esos que acabaras contando el resto del año. Esto si en la cena de Navidad hay jefe, si no hay, el desmadre comienza desde el principio.

En este tipo de momentos las corbatas pasan del cuello a la cabeza o bolsillo, esto va a gusto del consumidor para deleite del espectador, las chaquetas empiezan a estorbar por un uso indebido de las bebidas espirituosas que había encima de la mesa, la lengua se empieza a soltar y es el momento en el que se empieza a decir lo que realmente se piensa del jefe y de algún compañero un poco cabron. Cosas que al día siguiente de trabajo negaras haber dicho y aludirás que no las decías tú sino las cantidades de alcohol que habías tomado…Menos mal que todos sabemos que los borrachos siempre dicen la verdad y por eso nos hacemos los tontos y no les hacemos ni caso. En fin, ese tipo de situaciones que hacen que pierdas el respeto  y te pierda el respeto cualquiera, después que os hayáis visto en semejantes circunstancias.

Dicen que este tipo de cenas de empresas se hacen para hacer un obsequio el jefe a sus trabajadores y para unir más a todos los compañeros de trabajo…Yo sinceramente pienso que se hacen para que cotillee un poco el jefe de los trabajadores y enterarse de determinadas cosas que de otra forma sería imposible que se enterase, para que se pierdan el respeto entre compañeros de trabajo después de haber vivido semejante perdida de dignidad en la fiesta posterior, para tener algo de qué hablar el resto del año y sobre todo, para crear nuevas parejas en el centro de trabajo y así ir de boda en primavera para pegarse otra fiesta por el estilo de la de Navidad. Porque este tipo de fiestas, o fomentan el odio reprimido que había entre compañeros y empieza en ese momento a salir a la luz, o fomentan el amor más que cupido estrenando un arco de flechas nuevo… ¡Hombre! Muchas parejas estables de este tipo de cenas no han salido, ahora, polvetes pasajeros…Esa noche se alquilan en Madrid todas las habitaciones de hotel  habidas y por haber con tal de dar rienda suelta a la tensión sexual-laboral no resuelta.

En la cena de Navidad se olvidan las tensiones laborales acumuladas durante todo el año, bien ahogándolas en alcohol, bien haciéndote el dueño de la pista de baile, bien contando chistes al cual más malo y embarazoso, etc, etc, etc…De tal forma que como todos o la mayor parte hacen el ridículo en mayor o menor medida, todos olvidan lo ocurrido y se vuelve al trabajo haciendo que no ha pasado nada y todo sigue tan normal como siempre. Este tipo de cotilleos duraran para tener de que hablar todo el año delante de la máquina de café de la empresa.

En parte, precisamente el que al final todo se olvida, es lo mejor que tienen estas cenas, puedes hacer un paréntesis, dar rienda suelta a tu lado más primario y al día siguiente volver al trabajo siendo el perfecto profesional que eras antes sin que nadie te lo tenga en cuenta. Pero no porque todos seamos súper compresivos y entendamos que un día de relax y celebración se lo merece cualquiera, no es por eso, es porque como he dicho antes, todos hemos hecho el ridículo en mayor o menor medida por eso hacemos que eso no ha pasado, porque todos tenemos mucho que callar y así podemos seguir tan tranquilamente con nuestra vida laboral…Hasta la próxima cena de empresa…

P.D.: Recordad una cosa, todo el mundo olvida lo ocurrido en estas cenas…Menos el jefe…Así que mejor desmadrarse cuando no este, no sea que de regalo de Reyes en vez de carbón, te encuentres un finiquito en los zapatos.

P.D.: Si te gusta la lectura puedes leernos también en: http://www.puntorojolibros.com/todas/Ironias-de-la-vida.htm

Entradas populares de este blog

MONÓLOGO: LOS GRUPOS DE WHATSAPP

LOS GRUPOS DE WHATSAPP
Todos los que tenemos WhatsApp estamos hasta las narices de una de sus cosas.... Los dichosos grupos de WhatsApp,  esos que se crean por la mayor tontería y se quedan de forma permanente en tu WhatsApp.  Que hacen que tengas cincuenta mil mensajes, a cual más innecesario, y que tienen constantemente a tu teléfono sonando como una ambulancia, sea la hora que sea.  Y cuando los silencias, resulta que cuando miras te encuentras aproximadamente unos quinientos mensajes sin leer, que no leerás,  solo harás como que los has leído con el fin de que no te aparezca ese simbolito de WhatsApp en la pantalla inicial, que tan nerviosa te pone, de "tienes mensajes pendientes".
Vamos a ver, entre los dos millones de redes sociales que tenemos y los tropecientos grupos de WhatsApp... ¿De verdad tenemos tanto que decir o ya es vicio? Es increíble ver como tu primo Manolo es capaz de publicar en Facebook,  Twitter e Instagram a la vez que mantiene veinte conversaciones en…

MONÓLOGO: LA MODA DEL SELFIE

LA MODA DEL SELFIE
Se ha puesto muy de moda hacerse uno una fotografía así mismo en cualquier circunstancia que se precie, moda con la que me siento muy identificada porque de esa manera no tienes que molestar a nadie, ni para que se ponga contigo en la foto, ni para que te haga la foto, es la autosuficiencia fotográfica. Consiste básicamente en utilizar el móvil o la cámara fotográfica para auto-fotografiarte y enseñar al mundo lo que en ese momento estás haciendo, puedes hacerlo tú solo o en grupo, enfrente de un espejo o usando el móvil o la cámara para intentar cuadrar la foto sin mirar, eso ya va en el gusto y la pericia del consumidor, pero lo más importante del “selfie” es que se vea que es una auto-foto, es decir, que no la hizo un tercero que no aparezca en dicha fotografía.
Algo indispensable que ha sido factor necesario para que esta moda del “selfie” se haya podido crear, es que nos encontramos en la era digital, porque como todos sabemos para hacer un “selfie” de esos que q…

MONÓLOGO: LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS

LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS
Muy mal se le tiene que dar a un español para que durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre, no acabe, aunque sea por casualidad, en las ferias y fiestas de verano de un pueblo…Bueno, yo más bien diría que en esas fechas quien no tenga unas fiestas de pueblo a las que ir puede considerarse un marginado social, porque como en los pueblos son así, no te preocupes si no tienes pueblo al que ir de fiestas, basta que conozcas a alguien que tenga un pueblo con fiestas, es decir, todos los pueblos de España, que gracias a su hospitalidad, la invitación está asegurada. Y es que en esas fechas no hay pueblo que se precie que no duplique o triplique su población, gracias al sonido de la feria y sus “caballitos”, a las reuniones de las peñas, a las “vaquillas” y encierros, los encuentros con familiares y amigos, y porque no decirlo, las fiestas prolongadas hasta el desayuno del día siguiente, bebidas alcohólicas hasta para desayunar, y cinco días de fiest…