Ir al contenido principal

MONÓLOGO: EL TRÁFICO EN UN PUEBLO CUALQUIERA DEL INTERIOR


EL TRÁFICO EN UN PUEBLO CUALQUIERA DEL INTERIOR

Siempre me estoy quejando de lo mal que esta el tráfico en Madrid, que no es normal hacer veinte kilómetros en dos horas, que está lleno de atascos, etcétera, etcétera, etcétera. Pero hoy voy a hablar del tráfico en un pueblo del interior, un pueblo manchego…Por ejemplo. Aunque podía ser perfectamente extrapolable a cualquier pueblo del interior de España. En un pueblo de esos en los que cuando llegas a ellos desde Madrid o desde cualquier otra ciudad parece que el tiempo se ralentiza, que la velocidad disminuye y que las ganas de ir corriendo a todos lados se te han quedado olvidadas en alguna parte del camino antes del llegar al pueblo.

Cuando llegas a un pueblo de estos te das cuenta de una cosa muy importante, el orden de los factores se invierte. Si en Madrid tienen preferencia los coches sobre todas las cosas y si van deprisa más preferencia todavía, y si meten el morro del coche en cualquier parte para llegar siempre primeros, ya tienen preferencia absoluta. Bueno pues en un pueblo quien tiene preferencia no son los peatones…¡¡¡Son los abuelos!!! Y más concretamente las abuelas que van a misa a las 8 de la mañana. Porque como te encuentres con tres de ellas en una calle estrecha y tú vayas tan tranquilamente conduciendo tu coche pensando que se van apartar a la acera, ¡Olvídate! Ellas se quedan en medio de la calle hasta que la calle acabe o hasta que a ellas les de la gana. Si encima se te ocurre pitar, la conversación que surge entre ellas en ese momento es algo así como: Que se aparten ellos…Y se quedan tan anchas… ¡Hombre! imaginarte eso en medio del Paseo de la Castellana en pleno centro de Madrid, cuando menos es surrealista.

Las calles en esos pueblos están diseñadas para eso, para señoras mayores paseando, tranquilamente…Y muy tranquilamente, vamos que las señales de tráfico se las pueden ahorrar porque por los “Stop” los harás donde a las señoras les de la gana, lo de los “Ceda el paso” ya te indican ellas cuando te lo quieren ceder y del límite de velocidad también se encargan ellas y son más efectivas para evitar que la gente corra con el coche que cualquier radar de última generación de la DGT. Vamos, que en estos pueblos se podría ahorrar las señales y hasta la policía local de tráfico, porque no hay nada mejor para eso que una abuela manchega.

Pero no penséis que eso ocurre solo cuando actúan de peatones…De copilotos son aún peor, pueden ser hasta incluso peor que un GPS. Tú la subes al coche contigo y cuando le digas que se ponga el cinturón de seguridad, te dirá que ella no le hace falta y es que los jóvenes de hoy en día son muy “flojos”, tú intentas explicarle que sino la policía le pone una multa y ella te contestará: Será si se atreve…y en eso tiene razón, cuando una abuela manchega dice que no, es que no y no se atreve a llevarles la contraria ni “El Papa de Roma”. Luego cuando el coche vaya cogiendo velocidad empezara a quejarse por eso, digamos que tienen un sistema como los GPS que cuando te pasas del límite de velocidad, una señorita o caballero muy amables te dice: Esta usted excediendo el límite de velocidad de la vía, bueno, pues una abuela manchega también te lo dice…Pero no muy amablemente… Más bien es algo así: Para, para, que te crees que vas tú solo….Y al rato otra vez: Para, para….y cuando ya se enfada de verdad te sueltan en un tono de cabreo algo así como: ¡Haz el favor de parar o te vas a enterar de lo que vale un peine! Si tengo que ser sincera, no creo que nadie nunca supiera lo que valía ese peine, porque nunca nadie se atrevió a cruzar esa línea, es tan clara la amenaza de la abuela manchega que nadie se atrevió a cruzarla…Por si acaso el precio del peine era demasiado caro.

Otra cosa que también ocurrirá es que ellas se pensaran, cuando vayan de copiloto contigo en el coche, que siempre tienen la preferencia, y si digo siempre es siempre, da igual que sea un “stop”, un” ceda el paso” o una intersección peligrosa. Como están acostumbradas a que cuando van por la calle andando siempre tienen preferencia, pues se piensan que aquí también y entonces empezaras con ellas una discusión absurda para intentarles hacer entender un poquito las normas del tráfico sin darte cuenta que ellas la única norma que entiende es el famoso “porque lo digo yo”.

Es muy curioso como alguien que en su vida a conducido es capaz de creer que conocer a la perfección las normas de conducción, tanto si va a pie como si va en coche, solo por el hecho de que nadie en su vida se atrevió a llevar la contraria a ese genio fuerte y espontaneo y a la vez noble y sencillo. Ellas son las que marcan como se conduce cuando ellas quieren, como ellas quieren y como les da la gana…Bueno y como se hacen las cosas, también, todo sea dicho.

Otra curiosidad de todo esto, cuando las señoras salen a la calle en verano a hacer eso tan manchego de “tomar el fresco”, porque son capaces de poner su silla en medio de la calle cortando prácticamente la circulación de esta y quedarse tan a gusto. Como les digas que por favor, porque tiene que ser por favor para que te escuchen, suba la silla a la acera para no estorbar al tráfico te dirán que como van a hacer eso, que no pueden, que  entonces no podrá pasar la gente que va andando y que si se tienen que apartar que se aparten los del coche que para eso van sentados.

En fin, que si en alguna ocasión tenéis la suerte de poder ir a un pueblo de estos y ver señoras como estas, lo mejor es que os olvidéis de todo lo aprendido en la autoescuela y en vuestros años de experiencia como conductor y te dejes llevar por donde las abuelas manchegas te quieren llevar, porque aunque quieras llevarles la contraria, de poco te va a servir, en estos casos puede más quien no obedece que quien manda. Así que olvidaros de señales, radares y guardia civil de tráfico y estad pendientes de las abuelas con moño y mandil que controlan el tráfico mejor que todo el personal de la DGT junto y sin necesitar ni cámaras de video ni radares de última generación. Vamos que para los tiempos que corren son una inversión segura, económica y sobre todo mucho más eficaz que todas esas cosas juntas. Así que abría que decirle a la DGT: ¡Apadrina una abuela manchega!

P.D.: Si te gusta la lectura puedes leernos también en: http://www.puntorojolibros.com/todas/Ironias-de-la-vida.htm

Entradas populares de este blog

MONÓLOGO: LOS GRUPOS DE WHATSAPP

LOS GRUPOS DE WHATSAPP
Todos los que tenemos WhatsApp estamos hasta las narices de una de sus cosas.... Los dichosos grupos de WhatsApp,  esos que se crean por la mayor tontería y se quedan de forma permanente en tu WhatsApp.  Que hacen que tengas cincuenta mil mensajes, a cual más innecesario, y que tienen constantemente a tu teléfono sonando como una ambulancia, sea la hora que sea.  Y cuando los silencias, resulta que cuando miras te encuentras aproximadamente unos quinientos mensajes sin leer, que no leerás,  solo harás como que los has leído con el fin de que no te aparezca ese simbolito de WhatsApp en la pantalla inicial, que tan nerviosa te pone, de "tienes mensajes pendientes".
Vamos a ver, entre los dos millones de redes sociales que tenemos y los tropecientos grupos de WhatsApp... ¿De verdad tenemos tanto que decir o ya es vicio? Es increíble ver como tu primo Manolo es capaz de publicar en Facebook,  Twitter e Instagram a la vez que mantiene veinte conversaciones en…

MONÓLOGO: LA MODA DEL SELFIE

LA MODA DEL SELFIE
Se ha puesto muy de moda hacerse uno una fotografía así mismo en cualquier circunstancia que se precie, moda con la que me siento muy identificada porque de esa manera no tienes que molestar a nadie, ni para que se ponga contigo en la foto, ni para que te haga la foto, es la autosuficiencia fotográfica. Consiste básicamente en utilizar el móvil o la cámara fotográfica para auto-fotografiarte y enseñar al mundo lo que en ese momento estás haciendo, puedes hacerlo tú solo o en grupo, enfrente de un espejo o usando el móvil o la cámara para intentar cuadrar la foto sin mirar, eso ya va en el gusto y la pericia del consumidor, pero lo más importante del “selfie” es que se vea que es una auto-foto, es decir, que no la hizo un tercero que no aparezca en dicha fotografía.
Algo indispensable que ha sido factor necesario para que esta moda del “selfie” se haya podido crear, es que nos encontramos en la era digital, porque como todos sabemos para hacer un “selfie” de esos que q…

MONÓLOGO: LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS

LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS
Muy mal se le tiene que dar a un español para que durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre, no acabe, aunque sea por casualidad, en las ferias y fiestas de verano de un pueblo…Bueno, yo más bien diría que en esas fechas quien no tenga unas fiestas de pueblo a las que ir puede considerarse un marginado social, porque como en los pueblos son así, no te preocupes si no tienes pueblo al que ir de fiestas, basta que conozcas a alguien que tenga un pueblo con fiestas, es decir, todos los pueblos de España, que gracias a su hospitalidad, la invitación está asegurada. Y es que en esas fechas no hay pueblo que se precie que no duplique o triplique su población, gracias al sonido de la feria y sus “caballitos”, a las reuniones de las peñas, a las “vaquillas” y encierros, los encuentros con familiares y amigos, y porque no decirlo, las fiestas prolongadas hasta el desayuno del día siguiente, bebidas alcohólicas hasta para desayunar, y cinco días de fiest…