Ir al contenido principal

MONÓLOGO: EL AÑO EMPIEZA EN SEPTIEMBRE


EL AÑO EMPIEZA EN SEPTIEMBRE

Oficialmente dicen que el año comienza el 1 de Enero, pero eso es oficialmente, porque para muchos cuando realmente comienza es el 1 de Septiembre.  Si, ese día para muchos es el punto de partida después de unas vacaciones, le deberían de llamar el día internacional de “se acabó lo bueno”, ese día volvemos a la realidad…Y a la rutina…Y es cuando empezamos con los buenos propósitos, que si la dieta, que si ir al gimnasio, que si estudiar inglés, que si hacer esto, que si hacer aquello y como todo siempre lo empezaremos… El lunes que viene…Porque eso de empezar algo en medio de la semana como que nos cuesta.

¿Por qué pasa esto? Muy fácil…hemos desprogramado nuestro cerebro durante las vacaciones y hay que volver a hacer la programación para empezar de nuevo, con tanto reiniciar nos acabamos creyendo que es entonces cuando empieza el año y como en Navidad no tenemos tantas vacaciones el cerebro no se llega a desprogramar del todo como para entender que empezamos un nuevo año, así que en esas fechas se limita a celebrar lo que empezó cuatro meses atrás. Y es que la celebración del inicio del año es como los famosos finiquitos que algunos se gastan…En diferido…Oficialmente tu año comienza en Septiembre con la vuelta de vacaciones, lo que pasa que esperas al 31 de Diciembre para comerte las uvas y celebrarlo con todo el mundo. ¡Hombre! Que está feo eso de perder las buenas costumbres.

El 1 de Septiembre siempre tiene dos cosas que no pueden faltar, el síndrome post vacacional y un cerro de buenos propósitos con unos objetivos que no se alcanzan ni en 3 años, pero que nosotros queremos llegar a conseguir en 15 días, ¡como mucho!, y claro si juntas la desilusión de ver que a lo mejor hemos pecado de optimistas en nuestros objetivos, con la mala leche congénita que te otorga el síndrome post vacacional, digamos que el mes de Septiembre podría ser considerado oficialmente como el mes de la mala leche en escala potencial.

Pero con el tema de no cumplir los buenos propósitos no os preocupéis, primero, nadie de vuestro alrededor va a cumplir los suyos, segundo, la mayor parte los abandonaras antes que llegue Octubre y tercero, en esto es en una de las pocas cosas que la vida te da una segunda oportunidad. Si, si, que no cumples con tus propósitos, no te preocupes en Año Nuevo hacemos un segundo intento….Esto lo saben muy bien los gimnasios…Los propósitos para Año Nuevo son esa segunda oportunidad que damos a nuestras causas perdidas de Septiembre con la esperanza e incluso el convencimiento de que esta vez sí, si…..Si lo vuelvo a dejar antes que llegue Febrero…Como todos los años. Así que si es posible, el papelito donde apuntasteis en Septiembre vuestro buenos propósitos no lo tiréis presa de la mala leche por no alcanzarlos, dejarlo guardadito que así en Enero no lo tenéis que volver a repetir.

Además desde muy pequeños nos enseñan a empezar las cosas en Septiembre… ¿Cuando empieza el colegio?…En Septiembre, y así durante los primeros 16 años de nuestra vida, por lo menos, con la universidad puedes llegar a los 30 fácilmente. Todos esos años te los pasas empezando el año en Septiembre, y luego quieren que el año comience en Enero… ¡Tan difícil era ponerlo todo el mismo día! Así nos ahorrábamos los dos cabreos que cogemos a lo largo del año por ilusionarnos con lo que vamos a conseguir y desilusionarnos porque nos hemos quedado a mitad del camino de conseguirlo, bueno yo a veces diría que no hemos dado ni el pistoletazo de salida. En fin, llega Septiembre cabreados por el síndrome post vacacional hacemos de ilusiones propósitos nos desilusionamos y nos cabremos otra vez y llega Año Nuevo y repetimos la operación, propósitos de ilusiones y no llegamos ni a Febrero que ya se han desvanecido gracias a nuestra “gran” fuerza de voluntad…¡Leche! Si los haces coincidir el mal rato se pasa de una vez que parecemos masoquistas….A veces pienso que el caso es complicar las cosas.

Si me aceptáis un consejo…No hagáis buenos propósitos ni en Septiembre ni en Año Nuevo porque todo aquello que tienes que proponerte hacer porque no te sale de manera natural lleva implícita la palabra fracaso entre sus probabilidades más altas. Si queréis cambiar algo lo mejor es equivocarse, si, equivocarse una y otra vez, hasta la saciedad y llegará un momento en el que hartos de equivocarnos y tener que hacer las cosas dos veces por nuestros errores instintivamente dejaremos de  cometer ese error. Para llevar esto a la práctica no hace falta que sea ni Septiembre, ni Año Nuevo… ¡Lo de equivocarnos lo hacemos muy bien todos los días!


P.D.: Si te gusta la lectura puedes leernos también en: http://www.puntorojolibros.com/todas/Ironias-de-la-vida.htm
 

Entradas populares de este blog

MONÓLOGO: LOS GRUPOS DE WHATSAPP

LOS GRUPOS DE WHATSAPP
Todos los que tenemos WhatsApp estamos hasta las narices de una de sus cosas.... Los dichosos grupos de WhatsApp,  esos que se crean por la mayor tontería y se quedan de forma permanente en tu WhatsApp.  Que hacen que tengas cincuenta mil mensajes, a cual más innecesario, y que tienen constantemente a tu teléfono sonando como una ambulancia, sea la hora que sea.  Y cuando los silencias, resulta que cuando miras te encuentras aproximadamente unos quinientos mensajes sin leer, que no leerás,  solo harás como que los has leído con el fin de que no te aparezca ese simbolito de WhatsApp en la pantalla inicial, que tan nerviosa te pone, de "tienes mensajes pendientes".
Vamos a ver, entre los dos millones de redes sociales que tenemos y los tropecientos grupos de WhatsApp... ¿De verdad tenemos tanto que decir o ya es vicio? Es increíble ver como tu primo Manolo es capaz de publicar en Facebook,  Twitter e Instagram a la vez que mantiene veinte conversaciones en…

MONÓLOGO: LA MODA DEL SELFIE

LA MODA DEL SELFIE
Se ha puesto muy de moda hacerse uno una fotografía así mismo en cualquier circunstancia que se precie, moda con la que me siento muy identificada porque de esa manera no tienes que molestar a nadie, ni para que se ponga contigo en la foto, ni para que te haga la foto, es la autosuficiencia fotográfica. Consiste básicamente en utilizar el móvil o la cámara fotográfica para auto-fotografiarte y enseñar al mundo lo que en ese momento estás haciendo, puedes hacerlo tú solo o en grupo, enfrente de un espejo o usando el móvil o la cámara para intentar cuadrar la foto sin mirar, eso ya va en el gusto y la pericia del consumidor, pero lo más importante del “selfie” es que se vea que es una auto-foto, es decir, que no la hizo un tercero que no aparezca en dicha fotografía.
Algo indispensable que ha sido factor necesario para que esta moda del “selfie” se haya podido crear, es que nos encontramos en la era digital, porque como todos sabemos para hacer un “selfie” de esos que q…

MONÓLOGO: LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS

LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS
Muy mal se le tiene que dar a un español para que durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre, no acabe, aunque sea por casualidad, en las ferias y fiestas de verano de un pueblo…Bueno, yo más bien diría que en esas fechas quien no tenga unas fiestas de pueblo a las que ir puede considerarse un marginado social, porque como en los pueblos son así, no te preocupes si no tienes pueblo al que ir de fiestas, basta que conozcas a alguien que tenga un pueblo con fiestas, es decir, todos los pueblos de España, que gracias a su hospitalidad, la invitación está asegurada. Y es que en esas fechas no hay pueblo que se precie que no duplique o triplique su población, gracias al sonido de la feria y sus “caballitos”, a las reuniones de las peñas, a las “vaquillas” y encierros, los encuentros con familiares y amigos, y porque no decirlo, las fiestas prolongadas hasta el desayuno del día siguiente, bebidas alcohólicas hasta para desayunar, y cinco días de fiest…