Ir al contenido principal

MONÓLOGO: LA PRIMA


LA PRIMA

En los últimos tiempos todos hemos descubierto una prima lejana que no conocíamos, la prima…De riesgo...Si, esa de la que todo el mundo habla con esto de la crisis y que poca gente sabe que es. Apareció de pronto, como cualquier prima lejana que nunca has visto y que de repente cuando vas a una boda familiar, ves de lejos a una mujer vestida de un rosa chillón que hace daño a la vista y comentas con quien tienes al lado lo “estilosamente” que va vestida, justo en ese momento llega tu tía, la que hace como quince años que no ves, a presentarte a su maravillosa hija…La de rosa, que además de tener mal gusto es bastante insoportable…Y se queda para joderte toda la celebración.

Pues algo así nos ha pasado con la prima de riesgo…Nadie sabía quién era pero llegó llamando la atención con sus importes desorbitados y se quedo un tiempo para joder. Un licenciado en economía te diría que la prima de riesgo es la diferencia entre el interés que paga un país por su deuda respecto de otro. Cualquier economista español te diría que la prima de riesgo de España se calcula restando al interés que se paga por bonos de deuda pública a 10 años españoles el interés que se paga por los mismos bonos alemanes medido todo ello en puntos básicos… Ya estamos otra vez con nuestro complejo de inferioridad y  las comparaciones con Alemania…En fin…Eso para otro día. Bueno, pues esto que he escrito y que ha quedado tan bien, dicho así, no viene a decir más que nosotros somos los “prigaos” que pagamos por nuestra deuda pública más que él resto de países porque no  hay ni Dios que confíe ni en nosotros ni en nuestra economía, a no ser, eso sí, que sea por un módico precio, que eso siempre ayuda…A que ahora se entiende mejor…Si es que es mejor hablar claro y llamar a las cosas por su nombre.

Bueno pues esta prima que todos vemos tan lejana, ha sido una de las responsables de que nuestra calidad de vida haya empeorado un “poquito” con motivo de todos los recortes que hicieron para poder ajustar dicha estadística y hacer que los mercados internacionales empiecen a confiar un poquito en nosotros…Vamos que esto de los mercados internacionales es como cuando en una pareja uno ha sido infiel al otro y tiene que “portarse bien” y regalarle flores para que el otro vuelva a confiar en él…Bueno pues ahí estamos portándonos bien y regalando flores para que vuelvan a confiar en nosotros…El problema de ese “portarse bien” es el precio a pagar por la flores. Todo el mundo oye en las noticias que la prima de riesgo sube y es como si le hablaran de Marte, Venus o Júpiter, lo que no saben es que como esa prima de riesgo no es más que los intereses a pagar por la deuda pública emitida…Y tenemos mucha deuda emitida a pagar a un interés muy alto, eso trae como consecuencia una cadena de recortes económicos y sociales, así como un rescate que no es rescate sino una “pequeña” ayuda financiera cortesía de la Unión Europea, para pagar esos intereses de la deuda, para cancelar esa deuda en sí y para hacer que nuestra economía sea un poco más atractiva a los inversores internacionales, dicho de otra manera, hemos tenido que hacernos una completa operación de cirugía estética económica para caer bien a esos mercados internacionales que solo buscan su pedazo de beneficio tirando de aquella expresión que dice: A río revuelto, ganancia de pescadores.

Esto dicho así hasta a alguien le puede parecer bien pero solo se nos ha olvidado una “cosilla sin importancia”…que en esta época de recesión y crisis económica lo que hace falta es expandir la demanda no contraerla recortando…Pero bueno lo importante es caer bien a Alemania…Digo a la prima…A la prima de riesgo. Estamos haciendo como esas parejas que después de un tiempo juntos, por no discutir, él acaba diciendo a todo: Si, cariño…pues eso hacemos nosotros, nos olvidamos de nosotros mismos para contestar a todo lo que nos diga la famosa Troika: Si, cariño.

Después de esto creo que puedo decir que tenemos una prima como la prima lejana que todos tenemos en todas la familias, esa que es insoportable y que tenemos que soportar en los momentos que menos nos apetece aguantando el tipo, que cómo es la prima que viene de visita tenemos que cederle nuestras cosas, recortándonos así nuestro uso de ellas al tiempo que critica que dichas cosas que le hemos dejado con todo nuestro “amor y cariño” no están a su altura y que encima la tenemos que poner una sonrisa falsa de fotografía para intentar caerla bien, porque con lo arpía que es mejor tenerla de amiga que no de enemiga que total para el rato que la vas a tener que aguantar no te vale la pena discutir con ella, y además cuando se va te deja el recuerdo de su presencia, por las consecuencias que deja a su paso, durante mucho tiempo…Vamos que es la típica prima que por insoportable se acaba saliendo con la suya y todo el mundo le da la razón aunque no la tenga…Como a nuestra prima… Pero la de riesgo.

P.D.: Si te gusta la lectura puedes leernos también en: http://www.puntorojolibros.com/todas/Ironias-de-la-vida.htm

Entradas populares de este blog

MONÓLOGO: LOS GRUPOS DE WHATSAPP

LOS GRUPOS DE WHATSAPP
Todos los que tenemos WhatsApp estamos hasta las narices de una de sus cosas.... Los dichosos grupos de WhatsApp,  esos que se crean por la mayor tontería y se quedan de forma permanente en tu WhatsApp.  Que hacen que tengas cincuenta mil mensajes, a cual más innecesario, y que tienen constantemente a tu teléfono sonando como una ambulancia, sea la hora que sea.  Y cuando los silencias, resulta que cuando miras te encuentras aproximadamente unos quinientos mensajes sin leer, que no leerás,  solo harás como que los has leído con el fin de que no te aparezca ese simbolito de WhatsApp en la pantalla inicial, que tan nerviosa te pone, de "tienes mensajes pendientes".
Vamos a ver, entre los dos millones de redes sociales que tenemos y los tropecientos grupos de WhatsApp... ¿De verdad tenemos tanto que decir o ya es vicio? Es increíble ver como tu primo Manolo es capaz de publicar en Facebook,  Twitter e Instagram a la vez que mantiene veinte conversaciones en…

MONÓLOGO: LA MODA DEL SELFIE

LA MODA DEL SELFIE
Se ha puesto muy de moda hacerse uno una fotografía así mismo en cualquier circunstancia que se precie, moda con la que me siento muy identificada porque de esa manera no tienes que molestar a nadie, ni para que se ponga contigo en la foto, ni para que te haga la foto, es la autosuficiencia fotográfica. Consiste básicamente en utilizar el móvil o la cámara fotográfica para auto-fotografiarte y enseñar al mundo lo que en ese momento estás haciendo, puedes hacerlo tú solo o en grupo, enfrente de un espejo o usando el móvil o la cámara para intentar cuadrar la foto sin mirar, eso ya va en el gusto y la pericia del consumidor, pero lo más importante del “selfie” es que se vea que es una auto-foto, es decir, que no la hizo un tercero que no aparezca en dicha fotografía.
Algo indispensable que ha sido factor necesario para que esta moda del “selfie” se haya podido crear, es que nos encontramos en la era digital, porque como todos sabemos para hacer un “selfie” de esos que q…

MONÓLOGO: LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS

LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS
Muy mal se le tiene que dar a un español para que durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre, no acabe, aunque sea por casualidad, en las ferias y fiestas de verano de un pueblo…Bueno, yo más bien diría que en esas fechas quien no tenga unas fiestas de pueblo a las que ir puede considerarse un marginado social, porque como en los pueblos son así, no te preocupes si no tienes pueblo al que ir de fiestas, basta que conozcas a alguien que tenga un pueblo con fiestas, es decir, todos los pueblos de España, que gracias a su hospitalidad, la invitación está asegurada. Y es que en esas fechas no hay pueblo que se precie que no duplique o triplique su población, gracias al sonido de la feria y sus “caballitos”, a las reuniones de las peñas, a las “vaquillas” y encierros, los encuentros con familiares y amigos, y porque no decirlo, las fiestas prolongadas hasta el desayuno del día siguiente, bebidas alcohólicas hasta para desayunar, y cinco días de fiest…