Ir al contenido principal

MONÓLOGO: LA M-30


LA M-30

Ahora vamos hablar de la fiel compañera de muchos madrileños, entre los que me incluyo, en las mañanas de lunes a viernes: La M-30. Para quien que no viva en Madrid y no lo sepa, la M-30 es una circunvalación que quien trabajara en diseñarla nunca circuló por ella. No es que tenga doscientos carriles con varias vías de servicios y novecientas salidas con sus correspondientes entradas…Es que hasta que no la conoces bien, pero bien, bien, la han diseñado para que te pierdas. Si, si, para que te pierdas, sobre todo si intentas seguir los carteles que te irán haciendo cambiar de un carril al otro, de la vía de servicio, a los carriles centrales y así sucesivamente, para que justamente en la salida que tú tienes que coger…No tenga número de salida ni indicación…y te pierdas...y acabes dando un rodeo a Madrid, hasta encontrar otra vez la salida que perdiste,…solo por aquello de comprobar si es cierto eso que dicen que la M-30 da la vuelta entera a “los madriles” … y creedme…la da.

Cuando es más divertida es por la mañana a eso de entre las 7 y media y las 9 y media, todos, y digo todos los madrileños y parte de los que vienen de fuera, la usan, y sus tropecientos carriles se quedan tan cortos que allí se forma un atasco de los de recorrer veinte kilómetros en dos horas y como encima se produzca un pequeño accidente, pero hablo de una rueda pinchada, a esas dos horas le añadimos una de regalo, porque cortamos un carril para el coche accidentado en cuestión y el de al lado lo ralentizamos mucho para ir mirando a ver qué paso, que cotillas somos un rato.

Lo bueno que tienen esos atascos es lo que en ellos encuentras…desde un chico monísimo en el coche de al lado a alguien con la música a todo volumen y dándose un concierto así mismo totalmente entregado a su propio público, o alguien que decide que es el momento de hacer una limpieza nasal, una que se va maquillando por que se le han pegado las sabanas y hasta se ha llegado a ver un señor que con su vaso de café para llevar acabó abriendo la tapa y mojando en ese café un par de magdalenas en lo que esperaba a que aquello se descongestionara un poco. Vamos, que encuentras de todo.

Otro de sus puntos fuertes es cuando llueve, pero no hace falta que caiga el diluvio universal, con que caigan un par de gotitas, ya nos asustamos, y si el caracol saca los cuernos al sol, en Madrid se sacan a la M-30 los coches cuando llueve. Entonces batimos records y esos veinte kilómetros ya no se hacen en dos horas…¡¡¡se hacen en cuatro!!! Llegando en determinados momentos a desesperarte totalmente, especialmente si tienes prisa, que porque no decirlo, cuanta más prisa tienes mayor es el atasco, si señores, hay probabilidades que nunca fallan.

Si quieren un consejo…Si van a Madrid, no eviten la M-30, ni en hora punta ni en día de lluvia, esos atascos se han convertido casi en atractivo turístico para todo aquel que quiera conocer Madrid a fondo, allí siempre hay una clara representación de todo lo que en Madrid puedes llegar a encontrarte.

P.D.: Si te gusta la lectura puedes leernos también en: http://www.puntorojolibros.com/todas/Ironias-de-la-vida.htm

Entradas populares de este blog

MONÓLOGO: LOS GRUPOS DE WHATSAPP

LOS GRUPOS DE WHATSAPP
Todos los que tenemos WhatsApp estamos hasta las narices de una de sus cosas.... Los dichosos grupos de WhatsApp,  esos que se crean por la mayor tontería y se quedan de forma permanente en tu WhatsApp.  Que hacen que tengas cincuenta mil mensajes, a cual más innecesario, y que tienen constantemente a tu teléfono sonando como una ambulancia, sea la hora que sea.  Y cuando los silencias, resulta que cuando miras te encuentras aproximadamente unos quinientos mensajes sin leer, que no leerás,  solo harás como que los has leído con el fin de que no te aparezca ese simbolito de WhatsApp en la pantalla inicial, que tan nerviosa te pone, de "tienes mensajes pendientes".
Vamos a ver, entre los dos millones de redes sociales que tenemos y los tropecientos grupos de WhatsApp... ¿De verdad tenemos tanto que decir o ya es vicio? Es increíble ver como tu primo Manolo es capaz de publicar en Facebook,  Twitter e Instagram a la vez que mantiene veinte conversaciones en…

MONÓLOGO: LA MODA DEL SELFIE

LA MODA DEL SELFIE
Se ha puesto muy de moda hacerse uno una fotografía así mismo en cualquier circunstancia que se precie, moda con la que me siento muy identificada porque de esa manera no tienes que molestar a nadie, ni para que se ponga contigo en la foto, ni para que te haga la foto, es la autosuficiencia fotográfica. Consiste básicamente en utilizar el móvil o la cámara fotográfica para auto-fotografiarte y enseñar al mundo lo que en ese momento estás haciendo, puedes hacerlo tú solo o en grupo, enfrente de un espejo o usando el móvil o la cámara para intentar cuadrar la foto sin mirar, eso ya va en el gusto y la pericia del consumidor, pero lo más importante del “selfie” es que se vea que es una auto-foto, es decir, que no la hizo un tercero que no aparezca en dicha fotografía.
Algo indispensable que ha sido factor necesario para que esta moda del “selfie” se haya podido crear, es que nos encontramos en la era digital, porque como todos sabemos para hacer un “selfie” de esos que q…

MONÓLOGO: LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS

LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS
Muy mal se le tiene que dar a un español para que durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre, no acabe, aunque sea por casualidad, en las ferias y fiestas de verano de un pueblo…Bueno, yo más bien diría que en esas fechas quien no tenga unas fiestas de pueblo a las que ir puede considerarse un marginado social, porque como en los pueblos son así, no te preocupes si no tienes pueblo al que ir de fiestas, basta que conozcas a alguien que tenga un pueblo con fiestas, es decir, todos los pueblos de España, que gracias a su hospitalidad, la invitación está asegurada. Y es que en esas fechas no hay pueblo que se precie que no duplique o triplique su población, gracias al sonido de la feria y sus “caballitos”, a las reuniones de las peñas, a las “vaquillas” y encierros, los encuentros con familiares y amigos, y porque no decirlo, las fiestas prolongadas hasta el desayuno del día siguiente, bebidas alcohólicas hasta para desayunar, y cinco días de fiest…