Ir al contenido principal

HOLA


Antes de nada me presento…Me llamo Domingo por la tarde y soy ese momento de agonía existencia donde nos da por cuestionarnos cuanto se cruce a nuestro paso. Soy ese día melancólico que recuerda con nostalgia el fin de semana, y a la vez soy ese día agónico por tener la certeza de que mañana será lunes por la mañana.

Carezco de glamour, bueno más bien soy de chándal viejo y pantuflas de andar por casa, me gusta levantarme por la mañana y sentarme en la esquinita de sofá moviendo un café mientras pienso: Que gire el mundo que hoy no me subo.

Puedo hacer reflexiones tanto de música, como de literatura, como de la mal que va el país, de los chorizos que son los políticos, de lo poco que aguanto a mi amiga, de lo mal que me llevo con mis jefes…Lo mismo en un alarde de positivismo me puedo levantar de ese sofá e irme a pasar la tarde con amigos, como de repente me puede dar por ponerme a cocinar con el fin de pensar en otra cosa que no se alguna de esas dudas existenciales.

Soy el rato de la semana más polivalente, valgo tanto para una reunión de amigos, como de familia, como para ver una peli acurrucados en el sofá, para ordenar el armario o el trastero, ponerme al día con las redes sociales, para hacer zapping a tiempo completo o para hacer todo aquello que siempre deje para otro momento y que en medio de una crisis existencial te da por hacer a toda prisa, vamos, lo que todo el mundo llama: proyectos perdidos o trabajo atrasado…que en la atmosfera del Domingo por la tarde cobran vital importancia.

Soy ese momento que te hace replantearte todos tus principios vitales y todos los convencionalismos habidos y por haber, con la recóndita esperanza  de que en ese momento surja del sofá, mi hábitat natural, ese empuje de fuerza para dar a tu vida el cambio deseado…Hombre…Como veis soy  un “poquito” optimista.

Vamos que para ser un domingo por la tarde soy la mar de apañado…Y sobre todo puedo tratar cualquier tema que genere esa idea etérea del domingo por la tarde.

P.D.: Si te gusta la lectura puedes leernos también en: http://www.puntorojolibros.com/todas/Ironias-de-la-vida.htm
 

Entradas populares de este blog

MONÓLOGO: LOS GRUPOS DE WHATSAPP

LOS GRUPOS DE WHATSAPP
Todos los que tenemos WhatsApp estamos hasta las narices de una de sus cosas.... Los dichosos grupos de WhatsApp,  esos que se crean por la mayor tontería y se quedan de forma permanente en tu WhatsApp.  Que hacen que tengas cincuenta mil mensajes, a cual más innecesario, y que tienen constantemente a tu teléfono sonando como una ambulancia, sea la hora que sea.  Y cuando los silencias, resulta que cuando miras te encuentras aproximadamente unos quinientos mensajes sin leer, que no leerás,  solo harás como que los has leído con el fin de que no te aparezca ese simbolito de WhatsApp en la pantalla inicial, que tan nerviosa te pone, de "tienes mensajes pendientes".
Vamos a ver, entre los dos millones de redes sociales que tenemos y los tropecientos grupos de WhatsApp... ¿De verdad tenemos tanto que decir o ya es vicio? Es increíble ver como tu primo Manolo es capaz de publicar en Facebook,  Twitter e Instagram a la vez que mantiene veinte conversaciones en…

MONÓLOGO: LA MODA DEL SELFIE

LA MODA DEL SELFIE
Se ha puesto muy de moda hacerse uno una fotografía así mismo en cualquier circunstancia que se precie, moda con la que me siento muy identificada porque de esa manera no tienes que molestar a nadie, ni para que se ponga contigo en la foto, ni para que te haga la foto, es la autosuficiencia fotográfica. Consiste básicamente en utilizar el móvil o la cámara fotográfica para auto-fotografiarte y enseñar al mundo lo que en ese momento estás haciendo, puedes hacerlo tú solo o en grupo, enfrente de un espejo o usando el móvil o la cámara para intentar cuadrar la foto sin mirar, eso ya va en el gusto y la pericia del consumidor, pero lo más importante del “selfie” es que se vea que es una auto-foto, es decir, que no la hizo un tercero que no aparezca en dicha fotografía.
Algo indispensable que ha sido factor necesario para que esta moda del “selfie” se haya podido crear, es que nos encontramos en la era digital, porque como todos sabemos para hacer un “selfie” de esos que q…

MONÓLOGO: LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS

LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS
Muy mal se le tiene que dar a un español para que durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre, no acabe, aunque sea por casualidad, en las ferias y fiestas de verano de un pueblo…Bueno, yo más bien diría que en esas fechas quien no tenga unas fiestas de pueblo a las que ir puede considerarse un marginado social, porque como en los pueblos son así, no te preocupes si no tienes pueblo al que ir de fiestas, basta que conozcas a alguien que tenga un pueblo con fiestas, es decir, todos los pueblos de España, que gracias a su hospitalidad, la invitación está asegurada. Y es que en esas fechas no hay pueblo que se precie que no duplique o triplique su población, gracias al sonido de la feria y sus “caballitos”, a las reuniones de las peñas, a las “vaquillas” y encierros, los encuentros con familiares y amigos, y porque no decirlo, las fiestas prolongadas hasta el desayuno del día siguiente, bebidas alcohólicas hasta para desayunar, y cinco días de fiest…